Tartiere Auto

Tras el largo parón de tu vehículo, esto es lo que debes revisar antes de ponerlo en marcha

28 de mayo de 2020

Ya estamos metidos de lleno e fase dos y cada vez somos más los que nos vamos atreviendo a realizar desplazamientos con nuestro coche. En Grupo Tartiere queremos que vuestros vehículos estén perfectamente preparados y por eso os indicamos algunas cosas que  debéis tener en cuenta antes de cogerlo.

Cuando un coche está parado mucho tiempo, hay que tener ciertas precauciones para que  sufra los menores desperfectos posibles. Sin embargo, aunque hayamos sido muy cuidadosos, antes de volver a ponerlo en marcha es importante revisar varias cosas para asegurarnos que todo está en perfecto estado y es seguro. 

Revisa la batería

Si el coche va a estar parado más de 15 días lo normal es que hayamos desenchufado la batería para que no se desgaste, aún así, es uno de los elementos que más sufre del vehículo y por ello, cuando vayamos a volver a ponerlo en marcha no debemos forzarla para no acabar con lo poca energía que le queda

Comprueba los niveles de todos los líquidos

Un punto fundamental para que el vehículo siga siendo seguro es que estén bien los niveles de todos los líquidos. Aceite, líquido de frenos, refrigerante e incluso, el líquido del limpia parabrisas…

Comprueba con la varilla del motor si el aceite llega al nivel óptimo y, si no es así, rellénalo. Ten en cuenta que esto es necesario para que el motor funcione perfectamente y sus piezas estén lubricadas. El líquido refrigerate por su parte, es el que hace que el motor no sobrepase la temperatura correcta de funcionamiento mientras que, el líquido de frenos es básico para que el vehículo tenga la máxima capacidad de frenada. Finalmente, rellenar el líquido parabrisas nos permitirá mantener la luna limpia y, por lo tanto, ver mejor.

Si salta alguno de los pilotos pide cita en el taller oficial del Grupo que te corresponta y estaremos encantados de ayudarte con la revisión y poner al día los niveles de los líquidos de tu vehículo.

Revisa la presión de los neumáticos

Cuando los vehículos están tiempo parados, los neumáticos se desinflan más rápido que cuando se está usando, por ello, es importante que lo tengamos en cuenta y revisemos la presión de las ruedas antes de volver a poner el coche en marcha.

Tener la presión que nos ha recomendado el fabricante evitará que nuestro vehículo consuma más y que sea más fácil que pueda sufrir algún pinchazo.

Por otro lado, si tenemos rueda de repuesto, también sería ideal que confirmemos que está en un estado óptimo por si la necesitáramos.

Vete a repostar gasolina

Cuando dejamos un vehículo parado por un largo periodo, lo norma es que llenemos el depósito, aún así, es probable que parte de ella se haya evaporado o que con el paso del tiempo la gasolina haya soltado impurezas y perdido propiedades.

Es por esto, que lo más recomendable es que al arrancar tu vehículo de nuevo vayas a repostar a la gasolinera y llenes el depósito con algún litro más para que la gasolina que entre en el motor esté en perfectas condiciones.

Deja que el motor se lubrique

Finalmente, también debemos tener en cuenta que el motor tiene que volver a lubricarse por completo. Para ello, es importante que al menos durante los primeros minutos no aceleres de forma contundente. 

Como ves es importante que pongamos a punto a nuestro compañero de viajes antes de volver a nuestro día a día normal con él, para que podamos disfrutar recorriendo kilómetros juntos sin ningún tipo de contratiempo.